jump to navigation

Facebook te vuelve insensible (además de cotilla) 16 abril 2009

Posted by Alberto Payo in Redes sociales.
trackback

insensible

Cuidado: la sobreinformación que producen las redes sociales como Facebook o Twitter puede hacer que llegue un punto en el que lo que les pasa a tus amigos (a los de verdad, no a los 100 que te sobran en tus contactos) te la repanfinfle. La culpa, además de ser de aquellos cansinos que te hacen partícipe cada poco tiempo de sus anodinas vidas, la tiene la esencia humana, a la que le cuesta un tiempo generar emociones como la admiración o la compasión. El clic es la puerta de entrada a más cositas.

Parece que el ritmo de actualización de estas plataformas no nos deja el intervalo que requerimos para asimilar las buenas o malas nuevas convenientemente y hacer la categorización moral correspondiente. Para procesar algunos tipos de pensamiento, y producirse la empatía, se necesita tiempo y los 120 amigos de media que tiene cada usuario, así como las 20 millones de personas que actualizan su estatus una vez al día en Facebook, no ayudan nada de nada. A lo que sí que ayudan, sin duda, es a entender la actitud de los médicos de la Seguridad Social, también incapaces de compadecerse por la desgracia del otro o alegrarse del éxito (o salud) ajeno.

Al margen de esto, otro estudio revelado esta semana estima que aquellos estudiantes que usan la red de Zuckerberg sacan peores notas que los que no la utilizan. Parece mentira, con la de cosas tan académicas que aprende uno haciendo esos didácticos quizs. ¿Dónde si no descubre uno si es “pirata, ninja o cowboy” o “qué raza del señor de los anillos le representa mejor”?

A ver si se aclaran estos investigadores, leñe, que hace poco decían que los trabajadores que usaban la plataforma en horario laboral rendían más en sus respectivos currelos. [RTVE]

Anuncios

Comentarios»

1. sand - 17 abril 2009

Facebook es un romamistadesplatónicas. ¿Te acuerdas de aquel amigo del colegio con el que estrechaste tu mano lavada en saliva infantil? Seguro que le tienes en alta estima aunque hace 25 años que no le veas y cuando se acerca su santo te prometes que durante el año que viene conseguirás su número de teléfono y le darás una sorpresa en su próxima onomástica; aunque luego nunca lo haces. Facebook te lo pone en bandeja: buscando entre los amigos de sus amigos y de los tuyos… ahí está el susodicho pavo con 70 kilos más, calvo y casado con una tal Micaela. No te cuesta nada escribir en su muro y, aunque te da aún un poco de corte, no solo es menos traumático que llamarle por teléfono sino que ya no tienes ninguna excusa para no hacerlo. Eso sí: prepárate para que el no te devuelva el saludo ni se moleste en saber que tal está tu familia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: